El curioso caso del nacimiento de un becerro de dos cabezas ocurrió en una granja en el poblado de Lazec, Macedonia del Norte, cerca de la frontera con Grecia.

El becerro nació con dos cráneos fusionados, cuatro ojos, dos bocas, dos orejas, y según lo que afirma el dueño del animal, cuando una de las cabezas toma leche la otra imita el movimiento.

 

Le puede interesar: Cambio Radical, Partido Liberal y oposición suman 55 votos para hundir reforma tributaria

 

Un profesional que examinó al animal afirmó que a pesar de su condición (policefalia) se encuentra en buenas condiciones de salud, sin embargo, son bajas las probabilidades que viva una vida larga.

“La tendremos durante el tiempo que viva, no importa cuánto tiempo sea. Haremos todo lo posible para asegurarnos de ello”, dijo Vasko Petrovski, el dueño del becerro.

 

Conozca más: Video: Atraco a mano armada en un restaurante de Medellín