Una joven de 23 años de edad murió ahogada en una piscina mientras transmitía en vivo por Facebook.

Hellen Wendy Nyabuto de 23 años y oriunda de Kenia, murió el pasado 18 de agosto mientras nadaba en la piscina de un hotel en Chatsworth, un municipio de Ontario (Canadá).

Lea más: En bolsas plásticas hallan cuerpos de tres personas en Kennedy

Wendy compartía en su cuenta de Facebook una transmisión en vivo mientras estaba en la piscina y en el video se logra observar que la joven respondía a los comentarios de los espectadores antes de reanudar su nado.

Sin embargo, lo que parecía ser otra sumergida sorprendió a la audiencia ya que se vio a Wendy  luchando por mantenerse a flote tras sumergirse en la parte más profunda de la piscina y luego, no se le vuelve a ver.

Horas más tarde, encontraron su cuerpo en el fondo de la piscina. Las autoridades aseguran que su deceso es un misterio el cual está en investigación.

Conozca más: Aumenta a 25 la cifra de muertos tras ataque de Rusia contra una estación de tren en Ucrania

El padre de la joven, Nyabuto John Kiyondi de 56 años, declaró a CNN desde Kenia que vio el video. “Lloré. Es terrible”.

“Ella se comunicó conmigo dos días antes de perder la vida. Sonaba muy bien y yo estaba muy contento. Me prometió un teléfono. No sentí nada anormal”, sostuvo John.

Quizás le interese: ¿El año más mortífero para inmigrantes? Policía encuentra cuerpos de migrantes casi todos los días

La joven vivía con su hermano menor, Enock, en un departamento de Toronto y trabajaba medio tiempo como trabajadora sanitaria mientras estudiaba enfermería, dijo su familia.

Enock aseguró que Wendy llevaba viviendo tres años en Canadá. “Todas las responsabilidades financieras (de su familia en Kenia) recaían sobre ella”, señaló.

Le puede interesar: Presidente Petro propone a Estados Unidos revolcón en la extradición

El padre de Wendy, un pequeño agricultor de Kisii, al suroeste de Kenia, reiteró que su hija era quien le “ayudaba económicamente a educar a sus hermanos, sobre todo en lo que respecta a las cuotas escolares y otros gastos”.

“Ahora estoy atascado y vuelvo al punto de partida. Me pregunto cómo van a seguir estudiando sus hermanos pequeños”, expresó John.

Podría leer: Cinco militares heridos tras la activación de campo minado en el Tarra, Norte de Santander

El padre de la joven espera que el cuerpo de su hija vuelva a Kenia. “Según nuestra tradición, se supone que uno debe ser enterrado donde nació. No me sentiré cómodo, psicológicamente, si mi hija es enterrada lejos de Kenia”.

Para repatriar el cuerpo de Wendy tiene un alto costo, por ello, la familia ha iniciado una campaña de GoFundMe para recaudar unos 38.000 dólares para ayudar a afrontar los gastos de su entierro.