Un presunto hecho de abuso policial ha conmocionado a Brasil, luego de que dos miembros de la fuerza pública encerraran en la patrulla de la Policía a un hombre, le lanzaran gases lacrimógenos y ocasionaran su muerte.

Genivaldo dos Santos de 38 años de edad, era un vendedor ambulante que padecía de esquizofrenia, fue detenido en Umbaúba, estado de Sergipe cuando se desplazaba en su motocicleta.

Lea también: Rusia recrudece los ataques en Járkov, Dnipro y Donetsk

Luego fue inmovilizado por agentes de la Policía Caminera Federal (PRF) quienes lo pusieron dentro del baúl de una patrulla de la institución para, posteriormente, arrojarle gas lacrimógeno.

El hecho quedó registrado en videos captados por la ciudadanía. En las imágenes difundidas se ve la manera en la que los oficiales presionan la puerta o baúl impidiendo que el hombre pueda salir de allí, al tiempo que se evidencia cómo el gas sale por las ventanas del vehículo, además de escucharse los gritos del hombre.

Lea más: Una mujer se resistió al asalto de dos ladrones y mató a uno de ellos con un cuchillo

De acuerdo con el informe del Instituto Médico Legal (IML), la causa de la muerte fue “fallo agudo secundario a asfixia”.

Por su parte, Wallyson do Jesús, un sobrino de la víctima que presenció la brutal detención narró cómo ocurrieron los hechos.

Quizás le interese: ¿Por qué la OMS no recomienda vacunación masiva contra la viruela del mono?

“Fue dada la orden para parar, él paró, puso la moto a un costado y atendió todas las órdenes. El policía le pidió que levantara la camiseta y él lo hizo. Les avisó que tenía en el bolsillo un remedio con receta médica indicando que tiene problemas mentales. Entonces el policía llamó a su compañero para intentar detenerlo“, dijo Do Jesús.

“Lo agarraron de los brazos y las piernas, quisieron esposarlo y lo pisaron. Lo metieron en la patrulla y antes de cerrar la puerta lanzaron esa granada de gas. Entonces, la gente que estaba alrededor comenzó a filmar todo, nadie creía lo que estaba pasando, torturando a mi tío“, agregó.

Vea más: Descubren complejo narcotraficante cerca a Bogotá, producían más de una tonelada de cocaína mensual

El hombre quedó agonizando por lo que los oficiales lo llevaron a un hospital donde falleció al llegar.

Maria Fabiane dos Santos, la esposa del hombre fallecido, dijo que se enteró en el hospital donde llevaron a Genivaldo. Ella confirmó que tenía problemas mentales y que lo que le pasó no fue una fatalidad: “Fue un crimen real, actuaron con crueldad para matarlo”.

Conozca más: Gracias a una bruja se logró dar con el paradero de ‘Matamba’

De igual forma, Damarise de Jesus Santos, hermana del hombre manifestó que él le había sacado la moto a escondidas, sin que ella lo supiera.

También confirmó que su hermano padecía una enfermedad. “Imaginaba figuras y decía que era perseguido”. Además, aclaró que tenía problemas cardíacos ya que había sufrido dos infartos anteriormente.

¿Qué dijo la Policía?

Tras el suceso, las autoridades se pronunciaron por medio de un comunicado, en el cual aseguraron que Dos Santos se resistió al abordaje y que por lo tanto utilizó herramientas de baja letalidad, como el gas.

Los argumentos de la Policía generaron rechazo en el país, por lo que salieron a protestar por el crimen que comenzó a ser investigado por la fiscalía federal de Sergipe.

Le puede interesar: Muere de infarto esposo de Irma García, maestra asesinada en tiroteo de escuela primaria en Texas

Asimismo, la Policía Federal abrió una investigación contra los dos policías involucrados; igualmente, el presidente Jair Bolsonaro dijo que iba a escuchar a la cúpula de la PRF antes de emitir una opinión.