Un cachorro de oso pardo desorientado, que se cree que estaba intoxicado después de comer una cantidad excesiva de “miel loca”, fue rescatado por las autoridades en la provincia de Duzce, en el noroeste de Turquía.

El Ministerio de Agricultura y Silvicultura de Turquía explicó que fue visto en la provincia de Duzce este jueves, por lo que tuvo que ser rescatado por los funcionarios de vida silvestre.

El animal fue examinado por los veterinarios, que se vieron sorprendidos por lo que encontraron. El joven oso estaba intoxicado tras ingerir una gran cantidad de miel hecha con néctar de una especie autóctona de rododendro.

Ese tipo de miel, que recibe el nombre de miel loca, contiene grayanotoxina, es decir, una neurotoxina que produce efectos alucinógenos en los mamíferos que la consumen.