El presidente ruso Vladimir Putin llamó el viernes al ejército ucraniano a “tomar el poder” en Kiev y derrocar al presidente Volodimir Zelenski y a su entorno, a los que calificó de “neonazis y drogadictos”.

“Tomen el poder entre sus manos. Me parece que será más fácil negociar entre ustedes y yo”, lanzó Putin al ejército ucraniano en una intervención en la televisión rusa.

El presidente ruso afirmó que no combate a unidades del ejército, sino a formaciones nacionalistas que se comportan “como terroristas” usando a civiles “como escudos humanos”.