Por una nueva grita está saliendo más lava del volcán Cumbre Vieja, además de una lluvia de ceniza que ha obligado a los habitantes de la isla de La Palma (España) utilizar gafas y tapabocas.

De acuerdo con las autoridades, en las últimas horas de este jueves, a unos 400 metros del lugar de la erupción principal, se abrió una fisura por donde corre un “río” de lava roja.

 

Mire también: Crudas imágenes del joven imprudente que entró al corral de un tigre y terminó devorado

 

Según expertos, a pesar de que el volcán ha tenido varias grietas desde su activación el 19 de septiembre, el Instituto Volcanológico de Canarias describió esta última como un foco de emisión y nueva colada de lava”. 

El magma (nombre que reciben las masas de rocas fundidas del interior de la Tierra), ha invadido, al menos, 19 hectáreas al mar y ha destrozado más de mil edificios, por lo cual, el presidente de España, Pedro Sánchez viajará este domingo a la isla.

 

Conozca más: Merck anuncia resultados prometedores de su pastilla antiviral frente a muertes por covid-19

 

Por otra parte, expertos como Eduardo Suárez, vulcanólogo del Instituto Geográfico Nacional de España en Tenerife aseguró que era demasiado pronto saber si la lava de la nueva grieta podría poner en peligro a más hogares.

De esta manera, un portavoz de servicios emergencia de la isla indicó que hasta el momento, no se ha ordenado más evacuaciones, sin embargo, el comité de emergencia del volcán Pevolca está evaluando los datos de esta última fisura. Asimismo, usurarios han publicado videos mostrando cómo ha afectado la lava a la isla.

 

Lea también: Delincuentes se llevan millonario botín del hotel donde vive Lionel Messi en París

 

Desde el 19 de septiembre, han sido evacuadas, por lo menos, seis mil personas quienes aún no han retornado a sus hogares; igualmente, los habitantes de Los Llanos de Aridane, uno de los pueblos más afectados, empezaron a utilizar sombrillas y gafas para protegerse del polvo volcánico que cubre las calles.

“Anoche con la ceniza se me irritaron muchísimo los ojos, me tuve que poner suero y la piel la noto que pica mucho”, sostuvo Matilde González Tavárez, una auxiliar de enfermería de 45 años. “Es impotencia, miedo, inseguridad. (…) No se sabe qué va a pasar”, agregó la mujer.

 

Quizás le interese: Este viernes inicia la aplicación de tercera dosis a mayores de 70 años

 

“No le puedo poner buena cara ni darle buenas noticias porque esto es una desgracia. Hay mucha gente que está preparando las cosas para marcharse de aquí“, dijo a Reuters, Juan Antonio Pérez González de 56 años quien tiene un puesto de floristería y teme que pase lo peor.

El volcán ha emitido, desde su erupción hace dos semanas, 80 millones de metros cúbicos de material, más que la última erupción volcánica en tierra en Canarias, la del Teneguía en 1971, en la mitad de tiempo.