El volcán Etna, situado en Sicilia, sur de Italia, entró en erupción y levantó una columna de humo de más de un kilómetro que obligó al aeropuerto de Catania a suspender toda su actividad, a causa de los problemas de visibilidad dada su proximidad.

«Debido a la actividad eruptiva del Etna y las consecuencias contextuales de la ceniza volcánica, el aeropuerto de Catania está actualmente cerrado«, anunciaron las autoridades aeroportuarias en las redes sociales.

 

 

Son cinco los vuelos cancelados o desviados por el cierre del espacio aéreo tras lo sucedido, según informó SAC, la empresa que administra el aeropuerto de Catania.

La erupción del cráter del volcán, con una fuerte actividad explosiva y coladas de lava, comenzó a las 4:00 de la tarde hora local.

 

 

Además, provocó una lluvia de ceniza y piedras de hasta un centímetro de diámetro en la provincia.

Publicidad