Dos presos que se escaparon de una cárcel de Roma prometieron «volver» tras resolver sus problemas familiares.

Davad Zukanovic, de 40 años, y Lil Ahmetovic, de 46, que son primos, explicaron una carta, que sus hijos estaban en peligro por estar involucrados en asuntos de narcotráfico, por lo que «tenían que salir para protegerlos«.

Los presos explicaron que la decisión de fugarse de la prisión de Rebibbia, a las afueras de Roma, fue tomada después de que sus esposas fueron encarceladas, por lo que los hijos quedaron desprotegidos.

Publicidad

Los dos presos cortaron los barrotes de su celda con una lima, hicieron una cuerda y cortaron el alambre de púas con unas tijeras para escapar.

Ambos reclusos cumplían condena hasta el año 2029 en una de las cárceles más modernas de la península, a la que «esperan volver para terminar de pagar su pena».

Ahora los son culpables del delito de fuga y corren el riesgo de tener que pagar una condena adicional de 5 años de prisión.