Xiaomi se pronunció sobre la noticia divulgada por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos el 14 de enero de 2021, en la que se incluye a la empresa en una lista negra de presuntas compañías militares chinas, consideradas “como una amenaza para la seguridad nacional”.

Ante esto, la compañía confirmó que “no es propiedad, ni está controlada o afiliada al Ejército chino, y que tampoco es una compañía militar comunista China como define la NDAA. La compañía tomará las medidas adecuadas para proteger sus intereses y los de sus públicos de interés”.

Asimismo, aseguran que han cumplido con la ley y operado en cumplimiento de los reglamentos pertinentes en las que lleva a cabo sus actividades. Además, recalcan que proporcionan productos y servicios para uso civil y comercial. 

Entre tanto, Xiaomi hará más anuncios en el futuro cuando sea apropiado.