Tomás Blanch, un niño procedente de Chile, quien aparentemente sufre una enfermedad degenerativa, soñaba con ser un famoso ‘youtuber’.

Así pues, en redes sociales se crearon diferentes publicaciones y campañas para suscribirse al canal de Tomás, lo cual dio resultados sorprendentes.

Le puede interesar: ¿Trampa mortal o ciclovía maldita?, el separador que no “rebaja” peatón en México

Su deseo se cumplió gracias al apoyo de millones de personas que conmovidas con su historia lo han hecho llegar a casi cinco millones de suscriptores en YouTube.

Publicidad

Tomás inició su canal en la plataforma de videos el pasado 19 de marzo en donde publica grabaciones hablando de su vida y las cosas que le gustan, siempre con buen humor y mucha sencillez.

Sobre la enfermedad del menor, varios médicos especulan que padece de un tumor cerebral, pero ni él ni su familia han confirmado o hablado del tema. Según el propio Tomás, tiene problemas en uno de sus ojos y “solo puede usar una mano”.

Conozca más: Nuevo tiroteo en EE. UU.: varias víctimas y el sospechoso está prófugo