Cuatro días tuvieron que pasar para que el fundador de la red social Facebook, se pronunciara sobre el escándalo de talla mundial que estalló luego de conocerse que la firma consultora Cambrige Analytica, usó de manera irregular la información protegida de al menos 50 millones de usuarios para manipular los resultados del ‘Brexit’ (Referendo para la Separación del Reino Unido, de la Unión Europea) y las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que ganó Donald Trump.

Zuckerberg, anunció que se hará una investigación sobre «todas las aplicaciones que accedieron a grandes cantidades de información» antes de 2014, cuando iniciaron las limitaciones, y aseguró que ampliará sus restricciones a desarrolladores para evitar abusos. 

El creador de esta red social se pronunció en un texto en su perfil de la plataforma tras la polémica filtración.