Ante la Fiscalía General fueron citados 14 militares a indagatoria por el delito de tortura, en los hechos que rodearon la toma y retoma del Palacio de Justicia, el 6 y 7 de noviembre de 1985 en Bogotá.

Eduardo Carreño, abogado representante de víctimas, señaló que la investigación se abrió por las torturas en contra de al menos 11 personas y que fueron demostradas en un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“La Fiscalía tiene pruebas de que las personas fueron torturadas y quienes estaban al mando del operativo al interior del Palacio de Justicia, en la Casa del Florero o en el Batallón Charry Solano son los comandantes”, señaló el abogado. 

Agregó que se trata de una nueva línea de investigación y que después de ser escuchados en indagatoria se les definirá su situación jurídica y que el proceso continuará en etapa de instrucción.