Luego que el magistrado Gustavo Malo presentara por sexta vez una incapacidad médica ante la Corte Suprema de Justicia, obligando a frenar una vez más la sala extraordinaria en la que esperaban definir si sale o no del alto tribunal, el procurador general, Fernando Carrillo sostuvo que estas incapacidades del magistrado “son una burla para la justicia”.

“Lo que se está configurando es una burla a la justicia, quiero hacer un llamado en público al magistrado Malo para que le rinda las cuentas que le tiene que rendir a la justicia. Si él tiene argumentos para defenderse que lo haga, pero que no acuda a subterfugios como las excusas medicas o los permisos para seguir evadiendo a la justicia”, sostuvo  Carrillo.

La Comisión de Acusación de la Cámara define el futuro de Malo

Por otra parte, al menos nueve representantes de la Cámara de Representantes discuten si aceptan o no el escrito de acusación contra el magistrado Gustavo Malo por los delitos de concierto para delinquir y cohecho, dentro del proceso por el que se le adelanta, relacionado con el “cartel de la toga”.

Cabe resaltar que dos de los representantes a la Cámara que discuten este escrito tienen investigaciones en la Corte Suprema de Justicia, y especialmente procesos que lleva el magistrado Malo.