02/11/2017

 

La Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá aumentó de 51 a 58 años de prisión la condena que deberá enfrentar Rafael Uribe Noguera por el secuestro, abuso y asesinato de la menor Yuliana Samboní, en hechos ocurridos en diciembre del año pasado.

El Tribunal confirmó la condena contra el arquitecto por los delitos de feminicidio, acceso carnal violento y secuestro agravado, que le fueron imputados por la Fiscalía, no obstante consideró que el arquitecto debe enfrentar una pena más alta, dado que fue un hecho aberrante.

“Aquí no solo se arruinó la vida, sino una familia desamparada, la sociedad se vio afectada y estremecida en su ser. Se trata de hechos que por su naturaleza, modalidad y gravedad, valga reiterarlo, nunca deberán suceder”, dijo el juez.

Uribe Noguera fue responsabilizado de haber raptado a la menor el domingo 4 de diciembre de 2016 en una camioneta en el barrio Bosque Calderón, en la localidad de Chapinero. En varios vídeos quedó registrado el automóvil en el que fue secuestrada la menor y el trayecto que hizo Uribe Noguera hasta llegar al edificio Equss, en el que falleció la niña, hecho que fue reprochado por el Tribunal.

“No tuvo recato alguno para arrebatarla y sustraerla de su entorno, reteniéndola en desarrollo de su sombrío y doloso plan en el propósito claro de saciar con crueldad su depravación hasta causarle la merte”. 

Actualmente Rafael Uribe Noguera se encuentra recluido en la cárcel La Picota de Bogotá, y sus hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera enfrentan un juicio por encubrimiento.

César Melo – CM&