La Fiscalía General de la Nación confirmó la captura del curador urbano No. 1 de Cartagena, Ronald Llamas, el arquitecto Claudio Restrepo y Lucas Tamayo, representante legal del proyecto Aquarela, ubicado en inmediaciones del Castillo de San Felipe, en Cartagena.

Según la investigación de la Fiscalía, el curador entregó la licencia que contemplaba la construcción de nueve torres de 30 pisos cada una, sin el análisis riguroso para medir el impacto real que esta obra tendría en una zona de periferia histórica que convierte a Cartagena en Patrimonio de la Humanidad.

Adicionalmente, emitió nueve licencias para la primera etapa sin la aprobación del Consejo Nacional de Monumentos, requisito indispensable para realizar obras en esta zona protegida.

Según el ente investigador, “los presuntos implicados habrían argumentado la construcción de vivienda de interés social para levantar edificaciones de más de seis pisos de altura, actuación que vulnera las disposiciones del Plan de Ordenamiento Territorial”.

La fiscal del caso demostró que algunos beneficiarios de la urbanización Aquarela eran los mismos constructores, lo que abiertamente quebrantó el espíritu de los programas de interés social del Gobierno.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Publicidad

Lea más noticias en el Canal 1