A nueve años de prisión fue condenado Misael Galindo Hurtado por abuso sexual, quien para la época de los hechos (año 2012) era fiscal en San José del Guaviare. 

La Fiscalía conoció que el sentenciado, aprovechando su cargo, citó en varias oportunidades a la víctima a su oficina, quien lo había buscado para averiguar la situación de un hijo que había sido capturado por extorsión. 

Según el ente de control, en una de esas ocasiones Galindo Hurtado, agredió sexualmente a la víctima de manera física y verbal.

La condena debe pagarla de manera intramural. Cabe aclarar que desde junio del 2017 Galindo Hurtado permanecía con detención domiciliaria en Santa Marta, luego de firmar preacuerdo con la Fiscalía, aceptando cargos por el delito de acto sexual violento.

El Tribunal negó los subrogados de suspensión condicional de la ejecución de la pena y la sustitución por prisión domiciliaria por considerar que no se podía desconocer, «el trato indignante en su condición de mujer contra un ser angustiado, vulnerable y humilde a la que dio trato discriminatorio, quien debía ser garante del respeto a la mujer».