Por unanimidad la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia solicitó al presidente de la Corte que convoque a una sala plena extraordinaria para la próxima semana.

La petición se hizo con el fin de poder establecer si se puede aplicar el nuevo reglamento al magistrado de la Sala Penal Gustavo Malo,  quien se encuentra siendo investigado por presunta corrupción.

Se trata de poder aplicarle una norma en la que se le separaría de sus funciones administrativas y jurisdiccionales mientras avanza la investigación en su contra, pero continuará devengando salario.

Al magistrado Malo se le vence la licencia no remunerada este viernes, por lo que sí no solicita su ampliación la corte debatirá la posibilidad de separarlo de sus funciones provisionalmente.

Paola Santofimio – CM&