Luego de ser capturado en el norte de Bogotá el senador santandereano de Cambio Radical, Bernabé Celis, la Corte Suprema de Justicia Ordenó la libertad del congresista.

El político había sido trasladado a una estación de Policía tras las llamadas al 123 de habitantes del sector de Villa Suiza en el norte de la capital la noche del lunes 5 de marzo, al argumentar que se escuchaba una mujer gritando y pidiendo ayuda porque la iban a matar.

“No se encontró que exista alguna hipótesis delictiva por la cual deba mantenerse. La presunta víctima negó que se haya presentado algún tipo de agresión. No convivían y tampoco se presentó violencia intrafamiliar”, argumentó el presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Luis Antonio Hernández.

“Se analizarán las pruebas. Ella dice que fue hecho accidental, negó cualquier tipo de agresión”, agregó.

Asimismo, Jaime Lombana, defensa del senador, argumentó que “todo se trató de un mal entendido, aquí no hubo ningún acto de agresión y no hubo violencia familiar como lo han dicho algunas personas. Ni hay una relación de pareja estable, ni hubo ningún acto de violencia”.

Sobre el hecho, sostuvo que “hubo una mala interpretación de un oficial de la Policía y eso desencadena en lo que ha sucedido el día de hoy”.

Finalmente, resaltó que “la Corte resuelve que estamos frente a un resbalón, sin heridas, simplemente un golpe en el pómulo chiquito contra una mesa de noche. No hubo ninguna agresión. ¡Dicho por la propia víctima!”, concluyó.