Luego que la Fiscalía General de la Nación emitiera una orden de captura contra Carlos Palacino, expresidente de Saludcoop, este se entregó a funcionarios del CTI en La Calera, a las afueras de Bogotá.

En las próximas horas, Palacino será trasladado al búnker de la Fiscalía donde será reseñado y posteriormente le realizarán los respectivos exámenes médicos. Allí permanecerá detenido mientras se le define un sitio de reclusión.

Cabe resaltar, que el expresidente de la intervenida EPS, es procesado por las supuestas irregularidades ocurridas mientras se desempeñó como presidente ejecutivo y representante legal de Saludcoop, como posible responsable del delito de peculado por apropiación a favor de terceros.

Según la Fiscalía, tras adelantar labores investigativas «se puede evidenciar la posible responsabilidad de Palacino en la apropiación indebida de recursos provenientes de las UPC (Unidad de pago por capitación) y rentas parafiscales entre los años 2000 y 2004».

Los recursos que fueron indebidamente apropiados a la cuenta de Saludcoop, en su momento, ascenderían a cerca de $400 mil millones. Al 31 de diciembre de 2017, de acuerdo con el IPC, esa cifra alcanzaría los $770 mil millones. Esta cifra corresponde al valor que excede el disponible por las ganancias de la empresa y demás recursos propios, frente a los recursos utilizados para sufragar inversiones y gastos realizados durante esos 5 años.

Así las cosas, el monto evidencia que la EPS utilizó dineros públicos que están destinados a la salud de sus afiliados, para llevar a cabo otro tipo de gastos o inversiones.