A través de un comunicado, la guerrilla del ELN rechazó las seis objeciones hechas por el presidente Iván Duque a la ley estatutaria que reglamenta la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y dijo que es el primer jefe de Estado “que objeta una Ley que cuenta con esta doble aprobación”, la del Congreso y las Cortes.

“Es muy grave que el Gobierno de Uribe y Duque sepulte lo poco que queda de los Acuerdos de Paz firmados con las Farc; negacionismo que ya ha aplicado contra los Protocolos y Acuerdos firmados en la Mesa de Conversaciones con el ELN”, dice un aparte del texto firmado por la Dirección Nacional del ELN.

Para la guerrilla, “los Acuerdos de Paz y Acuerdos Humanitarios firmados por el Estado, contando con Países Garantes, implican un compromiso internacional que deben honrar; pero este Gobierno, los irrespeta”.

El texto afirma que incumplir la palabra y violar los acuerdos, “es su método de convocar a la guerra”.

“Enterrar los Acuerdos de Paz es negar el camino de la solución política del conflicto armado interno, es cerrar de nuevo las vías pacíficas para la disputa del poder”, concluye el documento.