La multinacional brasileña ofreció el pago millonario a cambio de que se le suspendan las acciones penales, fiscales y disciplinarios que adelantan los diferentes organismos de control en Colombia.

La Fiscalía, la Contraloría y la Procuraduría rechazaron dicho ofrecimiento que se ha ido incrementado con el tiempo, toda vez que la primera propuesta rondaba les cerca de 33.000 millones de pesos y luego los 96.000 millones de pesos.

María Paulina Riveros, vicefiscal general de la nación, dijo que las tres entidades analizaron la propuesta de indemnización que presentaron los directivos de Odebrecht en Colombia y que la conclusión fue la de rechazarla.

Aseguró que en los próximos días buscarán un nuevo acercamiento en el cual ofrecerán una nueva reparación económica pero con el fin de que sólo se les suspendan las acciones penales por parte de la Fiscalía.

Riveros advirtió, que para tal fin se debe contar igualmente con la Contraloría porque es parte del proceso penal como víctima y con la Procuraduría que ejerce la función de ministerio público.

Carlos Felipe Córdoba, contralor general de la República, dijo que como organismos de control no pueden renunciar a sus funciones constitucionales y que por lo tanto continuarán avanzando con las investigaciones.

Por su parte el director de la agencia jurídica de defensa del Estado,  Camilo Gómez, apoyó la posición de los organismos de control y dijo que Odebrecht debe ser sancionada penalmente y además ser sancionada económicamente por los daños causados.