El viceministro de Política Criminal, Juan Francisco Espinosa, reveló que el fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, envió una misiva al director del Inpec, general Jorge Luis Ramírez Aragón y a la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, manifestando su preocupación por «el hacinamiento que se está presentando en las URIS del país».

Indicó que según la misiva «los centros de paso han superado su cupo, lo cual afectaría poder seguir realizando capturas».

Ante lo sucedido, se ordenó al Inpec adoptar las medidas necesarias.