La Fiscalía vinculó formalmente a la investigación por la masacre de Mapiripán al general en retiro Rito Alejo del Río, además, el ente investigador ordenó que sea enviado a la cárcel, sin embargo, dicha orden fue suspendida dado que el exoficial se sometió a la Justicia Especial de Paz.

El órgano judicial impuso medida de aseguramiento contra Rito Alejo del Río, por la masacre de Mapiripán, perpetrada por paramilitares en el Meta entre el 15 y 20 de julio de 1997.

Según el escrito de la Fiscalía, el exoficial aprovechó, su investidura como comandante de la Brigada 12 del Ejército Nacional, para concertar y prestar apoyo y respaldo a los paramilitares de las AUC en la masacre.

Del Río responderá por los delitos de homicidio agravado, secuestro agravado, concierto para delinquir y terrorismo.

El pasado 28 de septiembre de 2017, Del Río recobró su libertad, luego de que se postulara a la Jurisdicción Especial de Paz, y por esta razón la Fiscalía no ordenó nuevamente su captura.