El alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, se refirió a las reactivaciones de las órdenes de captura contra los miembros del ELN, que habían sido suspendidas por los diálogos de paz,  luego de confirmarse la autoría de esa guerrilla en el atentado terrorista contra la Escuela General Santander, que dejó 21 muertos y 68 heridos.

Reiteró que el presidente de la República, Iván Duque, tomó la decisión de no abrir ningún espacio de diálogo con ese grupo terrorista, y sostuvo que “no hay, ni puede haber ninguna manifestación de perdón ni de amparo a un grupo que ya reconoció la autoría de este acto criminal”.

Así las cosas, el Gobierno no reconoce ningún protocolo de diálogo firmado entre el gobierno Santos y el ELN. “Les quiero decir que aquellos que hablan de esos protocolos, no tienen idea de su contenido (…) Esos protocolos estaban destinados a unos procedimientos logísticos, una vez se rompieran esos diálogos, diálogos que con toda claridad nosotros jamás reactivamos”, afirmó Ceballos.

El alto comisionado, se refirió a una sentencia de la Corte Constitucional, que dice que “las políticas públicas de la paz, son políticas de gobierno y no de Estado, y por tanto solo obligan a la administración que este en ese momento».

Todos los protocolos que hubieran sido adscritos en el anterior gobierno no obligan”, dijo el alto comisionado.

“No podemos permitir que se aplique un protocolo para que esos señores vuelvan a sus filas y se internen en las selvas de Colombia a seguir delinquiendo”, agregó.  

El funcionario sostuvo que la declaración del ELN “desvirtúa todos los rumores que se trataba de un invento y una imprecisión de las autoridades de la justicia colombiana.