05/10/2017 

En diálogo con Noticias del Medio Día el fiscal Andrés Jiménez, delegado de la Fiscalía para las Finanzas Crimínales, dijo que los cuatro implicados en el caso de los “Panamá Papers” podrían enfrentar penas de hasta 30 años de prisión.

De la diversidad de delitos hay unos que van desde los tres años de prisión, otros desde los cinco y nueve años, siendo el lavado de activos el más grave que va de 10 a 30 años

señaló Jiménez.

Aclaró que las investigaciones que adelanta la Fiscalía son contra personas naturales y no contra las personas jurídicas o empresas, las cuales habrían sido utilizadas para ocultar bienes o evadir impuestos.

“La investigación refiere a las conductas de las personas en esas empresas y a la manera como sacaron esos recursos. No se está afirmando que ni Efecty, ni Servientrega o Circulante S.A. hayan lavado activos”, precisó el fiscal.

Reiteró que Mossack Fonseca & Co. utilizó empresas de fachada para vender facturas y de este modo se logró que los implicados desviaran los recursos que en el caso de Luz Mary Guerrero ascendieron a los 4.5 millones de dólares.

“Todas estas personas naturales adelantaban actividades para ocultar la ilegalidad de sus bienes (…) sacar los activos de la sociedad, de esta manera es lo que lleva a calificar el hecho como un lavado de activos”, puntualizó.

Publicidad

Concluyó que en las próximas horas continuarán las audiencias preliminares contra los cuatro detenidos, a quienes se les legalizó su captura ante un juez de garantías en el complejo judicial de Paloquemao.

Los implicados son Juan Esteban Arellano, representante legal de Mossack Fonseca; Luz Mary Guerrero, accionista y representante legal de Efectivo Ltda. y Circulante S.A; Sara Guavita Moreno, representante legal de Servientrega y Jorge Humberto Sánchez, revisor fiscal de Efectivo Ltda y Circulante S.A.

MAURICIO BELTRÁN – CM&