En el intento de frustrar un asalto en el norte de Bogotá, el escolta adscrito a la Unidad Nacional de Protección disparó a uno de los ladrones produciendo su muerte.

El hombre reconoció su responsabilidad en el hecho, cuando intentaba evitar el robo por cuenta de un grupo de asaltantes que abordaron a una mujer que se movilizaba sola en su vehículo particular sobre la Autopista Norte con Calle 106.

El escolta, al percatarse de la acción que se presentaba adelante de su vehículo, se bajo, desenfundó su arma de dotación y disparó, impactado a uno de los delincuentes que posteriormente perdió la vida.

La diligencia se llevará a cabo en los juzgados de Paloquemao, ante un juez con funciones de control de garantías de Bogotá.