La Procuraduría inhabilitó por 20 años al exfuncionario de esa entidad, Hernán Jovel Muñoz, quien es señalado de recibir dos mil millones de pesos por parte del exgobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz.

Según la investigación, el exprocurador habría recibido la millonaria suma por parte del exmandatario para favorecerlo en las investigaciones que cursaban en su contra por el ‘carrusel de la contratación’ en Bogotá.

En fallo de primera instancia, el ente de control calificó los comportamientos de Jovel Muñoz como faltas gravísimas cometidas a título de dolo.

Igualmente, el Ministerio Público señaló que las conductas del exprocurador afectaron la imagen, credibilidad, confianza y prestigio de la institución.