La Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia profirió una millonaria condena en contra del cantante colombiano Alcibíades Acosta Agudelo (Checo Acosta) por los salarios, primas, vacaciones, auxilio de cesantías y demás factores salariales que dejó de recibir el músico Jorge Eliecer Ospina Linán, luego de que hace 19 años lo despidiera el Checo Acosta.

El alto tribunal indicó, que se logró evidenciar que desde 1998 se celebró un contrato de trabajo verbal entre ambos músicos, en cual Jorge Eliecer Ospina Linán acordó prestar sus servicios como músico pianista.

Señaló el demandante que él asistía a ensayos del repertorio musical semanalmente en los horarios y sitios que el Checo Acosta indicaba. Reveló que “mediante comunicación telefónica” se le informó de la cancelación del contrato sin justa causa.

Indicó la corporación judicial, que “aquellas probanzas documentales y testimoniales, indicaban que entre las partes medió una relación de tipo laboral, frente a otras como las certificaciones de Bancolombia en las que se hizo constar que el trabajador tuvo una cuenta de nómina por espacio de 9 días en el mes de diciembre de 2000 con Checo Acosta y su Orquesta E. U., así como el certificado de existencia y representación legal del mismo”.

“Del acervo probatorio se pudo determinar un vínculo contractual propio del contrato de trabajo entre las partes, pues encontró pruebas documentales de escritos dirigidos al demandante respecto de horarios y fechas de presentaciones que debía cumplir, uniformes que debía utilizar para cada evento, memorando de inconformidad, certificaciones de pago por parte del demandado, itinerarios, así como pagos por nómina. Adicionalmente, los testimonios de Carmen Jalube Sabbag y Claudia Criales Nieto, de los que al unísono e inequívocamente se infiere que el actor cumplía el horario estipulado por Alcibíades Acosta”, indica la sentencia.