Al fallar una tutela la Sección Quinta del Consejo de Estado advirtió que las autoridades encargadas de decidir si los templos religiosos deben o no estar exentos del pago de la sobretasa ambiental, son las autoridades municipales.

Este pronunciamiento lo hizo el alto tribunal al estudiar una acción judicial presentada por la Congregación de los Testigos de Jehová, en la que solicitaban a la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare, la excepción del pago de la sobretasa ambiental.

Publicidad

Señaló la Corporación Judicial que la CAR, no es la entidad para decidir sobre esos asuntos de carácter tributarios, pues “son los municipios quienes deben decidir si las iglesias deben o no pagar la sobretasa ambiental teniendo en cuenta que esa está incluida en el impuesto predial y el porcentaje que se destina para éste es determinado por los respectivos concejos municipales”.

Para ello, explicó que mientras el Congreso de la República no regule la exención de pago de impuestos por parte de los centros religiosos, son los municipios de acuerdo a sus competencias, los que tienen a su cargo “el pronunciamiento frente a la exención tributaria”, al recordar que “la sobretasa ambiental es liquidada y recaudada por los municipios y tiene como finalidad la protección del medio ambiente y de los recursos naturales renovables”.