El expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo, debe responder como presunto autor de los delitos de cohecho por dar u ofrecer e interés indebido en la celebración de contratos en calidad de interviniente, cargos que no aceptó durante la etapa previa al juicio del proceso que se le adelanta por el caso Odebrecht. 

Los principales testigos en su contra son los directivos de la multinacional brasileña; Luiz Bueno Junior, Luiz Antonio Mameri y Luiz Rocha Suárez, quienes el pasado 22 de agosto se negaron a participar en una videoconferencia porque no se había tramitado un principio de oportunidad con la Fiscalía.

Así las cosas, el juzgado 14 de conocimiento le hizo un llamado de atención al propio fiscal general, Néstor Humberto Martínez, porque hasta el pasado mes de agosto no se había concretado un acuerdo con los directivos brasileños y en tanto no se podía afectar el proceso contra Melo.

La audiencia está prevista para las próximas horas, en los juzgados de Paloquemao en Bogotá.