17/10/2017

La Fiscalía y la Procuraduría revisan las actuaciones de la recientemente removida directora del USPEC, María Cristina Palau, por presuntas irregularidades en la licitación de dos contratos para la ampliación de dos cárceles.

A la Fiscalía y la Procuraduría fue remitida una denuncia que llegó al despacho del ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, en la que se menciona a la exdirectora de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (USPEC), María Cristina Palau por presuntos actos de corrupción.

En la denuncia que hizo llegar un contratista que no revela su identidad señala que Palau le pidió 600 millones como parte de un anticipo de un contrato para la construcción de establecimientos de reclusión en los municipios de Cómbita (Boyacá) y Pereira (Risaralda).

Según la denuncia, Palau no le devolvió el dinero al contratista pese a que le dijo que muy posiblemente la licitación saldría a favor de un contratista cercano al senador Bernardo ‘Ñoño’ Elías.

“Según la doctora Palau se han presentado algunas demoras por parte del Fonade, dado que el senador Bernardo Elías tiene amarrado la asignación”, señala la denuncia que llegó al despacho del ministro de Justicia, y que fue trasladada a la Procuraduría y la Fiscalía.

De acuerdo con la Procuraduría, la exfuncionaria es indagada por faltas disciplinarias como un presunto enriquecimiento patrimonial injustificado, interés indebido en la celebración de negocios jurídicos con el Estado.

César Melo – CM&