Por haberse comprobado que en la declaración de importación de un vehículo automotor se adjuntó una factura de venta falsa, el Consejo de Estado ratificó una sanción de una multa por más de $229 millones de pesos que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN le impuso a una agencia de intermediación aduanera

Por medio de esta determinación, la Sección Quinta de la corporación confirmó la decisión del Tribunal Administrativo de Bolívar, que negó la demanda de nulidad.

El alto tribunal explicó que “las agencias de aduanas deben verificar la exactitud de los documentos que soportan la importación de mercancías en razón de la actividad que desarrollan como auxiliares de la función pública aduanera, y por el conocimiento especializado que tienen en los trámites de comercio exterior”.

En la sentencia se indicó, igualmente que, cuando haya imposibilidad en la aprehensión de la mercancía, la sanción de multa, equivalente al 200 % del valor en aduana de la mercancía, puede ser impuesta individualmente al importador o declarante, pues lo que se pretende es la dosificación de la pena y reprimir la evasión y el contrabando.