Ante la Fiscalía se entregaron los hermanos Luis Alirio y Uriel Mora Urrea, socios de Supercundi, y señalados de ser presuntos testaferros de las Farc.

Según la investigación de la Fiscalía, los hermanos Mora Urrea, se habrían prestado para fungir como dueños de los supermercados Supercundi que habrían recibido dineros de las FARC, generando un crecimiento injustificado.

A pesar de que un juez había ordenado su libertad, en segunda instancia se revocó la decisión y se ordenó su recaptura, por el delito de enriquecimiento ilícito, y hoy dos de los hermanos se entregaron ante las autoridades.

La Fiscalía iniciará el juicio contra los socios de Supercundi en los próximos días ante un juez especializado.
Actualmente, la red de supermercados se encuentra bajo la administración del Estado, debido a un proceso de extinción de dominio.