21/09/2017

Tras conocerse la captura del exmagistrado Francisco Javier Ricaurte, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rigoberto Echeverri, lamentó lo ocurrido, pero afirmó que las investigaciones deben continuar.

“Este es un momento muy difícil para la Corte Suprema de Justicia, deploramos que ex miembros de esta corporación se vean implicados en estos hechos”, señaló Echeverri.

Agregó que es importante resaltar el trabajo que ha venido realizando la Corte “para que se esclarezcan estos hechos, está trabajando coordinadamente con la Fiscalía”.

Afirmó que en caso de que se establezca la responsabilidad en hechos de corrupción “se le debe sancionar conforme a la ley, pero respetando la presunción de inocencia”.

Entre tanto el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, aseguró que la situación del ex magistrado Ricaurte tiene dos lecturas.

“Un pesar por haber sido miembro de la Corte Suprema de Justicia, a nosotros como magistrados nos da mucho pesar, mucho dolor y se lamenta desde lo personal, es una situación muy difícil”, indicó Barceló.

No obstante, aclaró que desde el punto de vista de la corporación, se puede inferir que “está actuando la justicia y se está haciendo dentro del marco que la ley ofrece”.

“Si él (Ricaurte) es inocente que lo demuestre, sino que la justicia demuestre su culpabilidad”, expresó.

Finalmente aseguró que se debe buscar “una fórmula, una herramienta desde el ámbito reglamentario”como contemplar la posibilidad de “que si un magistrado que este cuestionado se pueda retirar de la institución, la experiencia demuestra que ese asunto hay que contemplarlo”.

Paola Santofimio – CM&