La sala plena de la Corte Suprema de Justicia aceptó la excusa médica presentada por el magistrado de esa corporación Gustavo Malo Fernández, implicado en el escándalo de la toga.

La Corte había citado para hoy una sala extraordinaria con el fin de estudiar la situación del magistrado y decidir si lo apartan temporalmente de su cargo, sin embargo, su ausencia ha impedido que se tome alguna decisión.

Esta es la sexta vez que Malo Fernández presenta una incapacidad para no presentarse a la Corte desde que su nombre se vio involucrado en el escándalo de favorecimientos procesales a personas investigadas por la Corte Suprema.

La Cámara de Representantes del Congreso investiga la conducta del magistrado para establecer si supuestamente recibió 2 mil millones de pesos para no ordenar la captura del Senador Musa Besaile.