Al fallar una tutela, la Corte Constitucional advirtió que los derechos de las personas venezolanas que están viviendo en Colombia no se vulneran al exigirles los documentos necesarios para que sus hijos puedan acceder al sistema educativo, pues se trata de una visa de estudiante.

Indicó la Corte que se trata de una política migratoria del Estado colombiano, la de exigir a todos los extranjeros que ingresan al país requisitos para ingresar a los centros educativos.

Explicó el alto tribunal que aunque la educación es un derecho del que gozan niños y niñas, esto es una connotación que impone obligaciones no solo al Estado, sino también a la familia y a la sociedad.

El pronunciamiento se dio al estudiar el caso dos ciudadanos venezolanos que se encuentran en el país buscando el reconocimiento como refugiados y que aseguraban que se les desconocía el derecho a la educación a su hija por exigirle visa de estudiante.

Paola Santofimio – CM&