La babosa de jardín alcanza una velocidad máxima de 48 metros por hora; el ratón 12 kilómetros por hora; el perro galgo 72 kilómetros por hora; el león 88.5; el cheeta a 115 y Usaín Bolt a 43. Esto indica que en los olímpicos se están viendo pasos de animal grande.