En 1969 una plataforma petrolera derramó 100 mil barriles en el canal de Santa Bárbara, California; en 1989 el barco Exxon Valdés derramó once millones de galones en las costas de Alaska y en abril de 2010 la plataforma DeepWater Horizon se rompió y arrojó al Golfo de México 340 mil galones de petróleo crudo. Esto indica que con el expresidente de Exxon en la Secretaría de Estado se retrasarán los compromisos ambientales de Estados Unidos. Esto es lo que indican los indicadores.