Mientras que los productos de la canasta familiar subieron un 10 por ciento en promedio, el salario mínimo aumentó en un 6.4 por ciento.

Lo que indican los indicadores.