Este año, 8 mil colombianos cuyo patrimonio supera los 3 mil millones de pesos pagarán –en 3 cuotas- un total de  3.19 billones de pesos al Gobierno por concepto del impuesto al patrimonio para fortalecer la política de Seguridad Democrática. Esto indica que los ricos también lloran.