Tres mil observadores serán pocos para los riesgos electorales que se han detectado. Lo que indican los indicadores.