La guerra del tinto está por comenzar en Colombia.