El Metro de Ciudad de México está a 43.5 metros de profundidad; el MetroRio, de Río de Janeiro, a 23; el Subte de Buenos Aires a 9.4; el de Caracas está 4.5 metros debajo del suelo y el de Bogotá estará 13 metros por encima. Esto indica que todos los metros de América Latina quedarán por debajo del de Bogotá. Esto es lo que indican los indicadores.