Con panfletos una organización criminal de alianza ‘Rastrojos-Costeños’ amenazó a conductores de empresas de transporte urbano en Barranquilla. La misma organización se atribuye el asesinato de un conductor a comienzo de la semana.

Un panfleto fue entregado al conductor de un bus de la empresa Sobusa, en momentos en que hacía uno de sus recorridos diarios. 

 

Lea más: Alias ‘La Quinceañera’ le ofrecía plata y drogas a niños a cambio de sexo

 

Es una advertencia: si no pagan la extorsión, atentan contra los conductores. Amenazan con repetir tristes episodios, como en el 2013 cuando sembraron el terror entre los transportadores.

En el mismo panfleto, se atribuyen el asesinato de Jamir Enrique Palacios Pérez, el conductor asesinado el lunes en la noche.

 

Lea también: Conmebol se opone al proyecto de organizar el mundial cada dos años

 

“No vamos a permitir que un grupo de delincuentes afecten la tranquilidad de los ciudadanos, especialmente, de los conductores y usuarios del especio público”, indicó el general Diego Hernán Rosero, comandante Policía Metropolitana de Barranquilla.

Los conductores sienten temor a salir a trabajar. “El temor que hay es por las represalias y el ataque con armas. Atentan contra la vida de uno, esa es la preocupación. Uno tiene obligaciones. Tiene familia, tiene hijos. Por eso está uno trabajando”, expresó un conductor.

 

Lea también: JEP no concede libertad anticipada al general (r) Henry Torres Escalante

 

Después de que esta banda criminal asumiera la responsabilidad del asesinato de Jamir Enrique Palacios, sus compañeros piden protección policial.

“Yo viví esa experiencia anteriormente. Unos compañeros murieron baleados, otros heridos y otra vez pasa esto”, dijo un conductor.

 

Podría leer: El exjefe de inteligencia chavista “El Pollo” Carvajal se había hecho una cirugía estética y cambiaba de vivienda cada tres meses

 

Las autoridades analizaron el panfleto y ofrecieron recompensa a quien brinde información que permita la captura de los responsables de estas amenazas.

No vamos a parar hasta dar con la captura de este delincuente y todo aquel que pretenda causar terrorismo o pánico en la ciudad y su área metropolitana, será judicializado y capturado; es por eso que ofrecemos una recompensa una recompensa de hasta 10 millones de pesos a quien dé información que permita llevar a la justicia a estos criminales”, puntualizó el comandante de la Policía.

Hoy, solo laboró en esta empresa el 25 por ciento del parque automotor, unos 105 buses.