Las fuertes lluvias acompañadas  de vientos huracanados afectaron en la madrugada a los municipios de Zaragoza, Ituango y Valdivia, cuando se destecharon cerca de 200 viviendas dejando más de 140 familias afectadas.

“Sabemos que hay viviendas y personas afectadas y damnificadas, el día de hoy habrá un consejo municipal de gestión del riesgo para valorar y saber cuántas fueron las personas afectadas. Más o menos son siete municipios los afectados”, indicó Juliana Palacio, directora del Dapard.

Otra emergencia por lluvias se presentó en el corregimiento Mandé del municipio de Urrao, suroeste antioqueño, en donde la creciente de un río arrasó con enseres de decenas de viviendas y taponó la zona.

Leonardo Ruáles, geógrafo meteorólogo del Centro de Pronósticos de Alertas de Antioquia, sostuvo que se presentan “alertas por inundaciones e incrementos en los caudales de los ríos, principalmente en el río Tarazá Nechí, así como en los canales y quebradas del Valle de Aburrá”.

Organismos de emergencias centran su atención también en Hidroituango, no levantan la alerta pues no se descarta que las lluvias causen un posible destaponamiento de los túneles.

 “De momento no hay un control total de los túneles, sobre todo el túnel derecho que fue el que causó el evento del 12 de mayo, con eso el consejo departamental no da el aval para levantar las alertas aguas abajo del proyecto”, confirmó la directora Dapard.

Otras zonas del Bajo Cauca y norte están en alerta naranja por posibles deslizamientos de tierra durante los tres meses de la temporada de lluvias.