La Contraloría General de la República determinó que, al cumplirse 100 días de la emergencia presentada en San Andrés, Providencia y Santa Catalina por el paso del huracán Iota, se han intervenido 215 viviendas a través de la habilitación de sus techos y al momento no se ha iniciado la construcción de las 1.134 viviendas nuevas. 

Una comisión del organismo de control pudo verificar que Findeter viene adelantando visitas de inspección que buscan evaluar e identificar la condición de cada vivienda.

De las 877 inicialmente identificadas para reparación en la evaluación y análisis de daños EDAN, hay algunas que podrían no ser reparadas si no demolidas por su grado de afectación. 

En 47 lotes ya se han realizado las demoliciones de las infraestructuras con afectación total y alistamientos necesarios para la construcción de viviendas nuevas.

“En una primera fase se entregaron un total de 98 viviendas con cubiertas reparadas (enero 2021); y a partir del 1 de febrero Findeter con contratistas y personal de la Armada y la Policía Nacional, han logrado un total de 215 viviendas con cubiertas reparadas”, explicó el contralor delegado para la Participación Ciudadana, Luis Carlos Pineda.

Se requiere proceso de saneamiento y titularidad predial 

De igual manera, la Contraloría General evidenció la necesidad de generar un proceso de saneamiento y titularidad predial en las islas para la construcción de viviendas nuevas, debido a que la tenencia de muchos predios se ha dado por herencia, lo que ha generado que en cerca del 90% de los predios, se ubicaban diferentes casas sin contar con una demarcación o documento de titularidad. 

“Se necesita un trabajo interinstitucional del Estado con las autoridades y comunidades raizales para que se genere el proceso de titularidad predial antes de la construcción de las viviendas nuevas”, señaló el contralor delegado para la Participación Ciudadana.

A la fecha, el Gobierno nacional ha dispuesto recursos por $258.842.436.880.