Las labores de seguimiento le permitieron a la Policía detectar el modus operandi de la banda delincuencial ‘El Viejo’, que delinquía en Natagaima y Coyaima, en el Tolima. Y también en Neiva, capital del Huila. 

La droga que era traída, oculta en motos, desde el departamento de Caquetá y distribuida a plena luz del día.

Tras casi un año de investigación, los 11 integrantes de la banda, que recibían ganancias por 80 millones de pesos mensuales, fueron capturados.

Simultáneamente en el municipio de Mondomo, Cauca, la Policía capturó a cuatro personas que según informaciones de inteligencia, vendían alucinógenos en El Cerrito y Zarzal, municipios del Valle del Cauca.

Los capturados en ambos operativos, fueron judicializados por tráfico de estupefacientes.