Bloqueos por deslizamientos de tierra en vías terciarias, destrucción de bocatomas y viviendas y cultivos inundados, son algunas de las emergencias atendidas en el departamento del Valle por las torrenciales lluvias que se han presentado.

Jesús Copete, secretario de Gestión del Riesgo de Valle, dijo que «Bolívar, Alcalá y Riofrío han tenido viviendas inundadas, afortunadamente volvió a bajar el nivel de agua y vamos a hacer seguimiento”.

Los aguaceros han caído sobre 28 de los 42 municipios del Valle, 14 los de mayor riesgo y Ginebra el más afectado por derrumbes.

Por su parte la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) pronostica lluvias hasta la segunda semana de diciembre y recomienda tener precaución en los ríos de alta pendiente.

Harold González, coordinador de la Red Hidroclimatologica de la CVC, recomendó «no bajar la guardia ya que estos ríos que nacen en los farallones de Cali, en la cordillera, son ríos de cauce pequeño y de pendiente alta. Cuando se presentan lluvias en la parte alta se pueden presentar crecientes súbitas».

Los organismos de socorro realizan un recorrido por la zona rural del departamento censando el número de familias afectadas por el invierno.