El 16 y 17 de octubre de 2002, tres mil hombres de la Fuerza Pública llegaron a la comuna 13 de Medellín para llevar a cabo la incursión militar urbana más grande del país; la Operación Orión.

Habitantes aún recuerdan con lágrimas los momentos que vivieron antes y después del operativo.

Eso era bala para acá bala para arriba. Fue muy horrible metí a mis hijos debajo de las camas, contó Luz Dary Atehortua, una testigo de la operación.

88 personas murieron, más de 200 resultaron heridas y cerca de 100 desaparecidos, entre ellos Hermey Mejía, de 22 años. Su madre asegura que su cuerpo fue arrojado a la escombrera junto a otras víctimas.

“Él dijo q lo enterró en la segunda laguna de las escombreras, en el lado izquierdo con cinco personas más” explicó Teresa Gómez, madre de la víctima.

Mientras muchos claman justicia 15 años después, algunos habitantes aseguran que la calma regresó a la comuna 13.

“Ahora está muy seguro, todo el mundo anda más tranquilo, con mayor seguridad”, sostuvo James David Echeverri, habitante comuna 13.

Publicidad

Ante las denuncias de la comunidad sobre los desaparecidos sepultados en la escombrera, la Fiscalía ha adelantado varias diligencias pero sin resultados.

YUSY CHAPARRO – CM&