Ronny, un imponente pastor alemán de 11 años de edad, y Talía, una golden retriever de 8 años, son expertos en detección de antinarcóticos. Desde que nacieron, hasta su último día de trabajo en campo, arriesgaron su vida en campo enfrentando a los criminales.

“El terrorismo sabe que tiene unos enemigos infalibles”, sostuvo el coronel Carlos Roberto Bulla Quintana, jefe del área de guías caninos de la Policía de Carabineros.

Tanto Ronny como Talía, hace unas semanas abandonaron sus faenas de trabajo y ahora pasan sus días en el geriátrico de la Escuela de Guías Caninos, a la espera de ser adoptados.

“Son 150 caninos a nivel nacional, que están dispuestos para la adopción.  Ellos entregaron sus mejores días al servicio del país”, aseguró el teniente Guillermo Cárdenas, médico veterinario de la Policía de Carabineros.

En la lista de adopción también está Chocó, un labrador de 9 años que cuidó la infraestructura petrolera del país.

Para adoptarlos, basta con entrar en un proceso de selección y cumplir una serie de requisitos que están publicados en la página de la Policía de Carabineros, un trámite sencillo que no se compara con el sentimiento de quien los entrega en adopción.

Publicidad

“Es un proceso muy duro porque es entregar como un hijo”, concluyó el coronel Bulla.